Saltar al contenido

Evangelio de Lucas

El evangelio de Lucas ha formado parte del calendario de estudio de muchos creyentes. Ya que tiene un lenguaje de cierta manera comprensible para el lector. Estudiar el Evangelio de Lucas es una excelente opción.

A continuación les compartimos las reflexiones realizadas sobre algunos pasajes de este evangelio.

A la hora de profundizar más acerca del Evangelio de Lucas, te animamos a considerar las siguientes cuestiones.

¿Quién es el autor del Evangelio de Lucas?

Desde los tiempos más antiguos, la iglesia ha sostenido que el tercer evangelio fue escrito por Lucas, aunque su nombre no sea mencionado en el evangelio mismo.

La mayoría de los eruditos concuerdan en que el autor del tercer evangelio es la misma persona que escribió el libro de Hechos. Ambos libros fueron escritos para un hombre llamado Teófilo, ambos son similares en el lenguaje y estilo, y el último hace referencia al primero.

También esta claro que el escritor de estos dos libros era compañero del apóstol Pablo, como lo indican las secciones en “nosotros” del libro de Hechos (Hch 16:10, 11; 20:5; 21:1)

Lucas fue un estrecho amigo y compañero del apóstol Pablo. Se junto con Pablo en Troas en el segundo viaje misionero de éste. En aquel viaje, Lucas se quedó evidentemente en Filipos (Hch 16), después que Pablo hubiese fundado allí la iglesia, y fue un personaje clave para el ministerio de aquella iglesia.

Lucas mismo era un creyente gentil, como lo indica el contexto de Colosense 4 (Lucas no fue incluido en la lista de los de la circuncisión, esto es, los Judíos) Por ello, Lucas es el único escritor gentil de las Escrituras. Los dos libros que escribió constituyen alrededor del veinticinco por ciento del Nuevo Testamento.

¿Cual es el propósito de Lucas al escribir este Evangelio?

En la introducción a su evangelio, Lucas explica claramente su propósito para escribir.

Escribía para presentar un relato históricamente preciso y cronológicamente correcto de la vida y del ministerio de Jesucristo.

Quería que sus lectores estuviesen bien fundamentados en su Fe.

Tema del Evangelio de Lucas

Los cuatro evangelios contemplan a Jesús desde cuatro perspectivas distintas. Lucas contempla a Jesucristo como hombre, un verdadero ser humano.

Jesucristo fue el hombre perfecto: una imagen del hombre no caído. Lucas emplea la frase “el Hijo del Hombre” 24 veces en su evangelio. Este titulo es uno de los que Jesús uso con mayor frecuencia acerca de si mismo. La frase “Hijo del Hombre” enfatiza su humanidad, y Jesús la uso de manera especial al referirse a su padecimiento y muerte.

También queda claro que Jesús empleo la expresión debido a su importante relación con Daniel  7:13, donde la frase es evidentemente mesiánica. Así era una frase que enfatizaba tanto su humanidad como su condición de Mesías.

Al escribir, Lucas parece haber tenido en mente unos lectores en especial, los griegos. El enfoque y la perspectiva de Lucas acerca de Cristo atraería al griego, que estaba constantemente en busca del hombre ideal. Lucas presenta y describe al “Hijo del Hombre” sin pecado, perfecto.

El Evangelio de Lucas expone las implicaciones más amplias del evangelio de Jesucristo: la salvación no es sólo para el judío, sino también para el gentil.